Lugar e Individuo, la contradicción en la creación de identidad local

En medio de reflexiones cuando nos referimos al término identidad inmediatamente visualizamos nuestro acervo cultural, pero, cuando pensamos en la definición de cultural local nos preguntamos ¿qué es lo local? ¿Qué me representa? O mejor dicho ¿Qué nos representa?

Primero he de de partir definiendo algunos conceptos claves para entender el carácter de este ensayo y así su orientación, centrándose en breves recopilaciones temáticas referenciales que definirán lineamientos para comprender su substancia y así hacia los conceptos que responderán a una taxonomia basada desde lo más general a lo más particular.

En segundo lugar mencionar que la temática de este ensayo está relacionada a la configuración de la identidad de un sitio geográfico específico que posee características específicas intrínsecas y otras traídas desde el exterior, donde su gente disfruta en diferentes niveles de esta riqueza cultural y genera una especie de sincretismo confuso aceptado es por ello que hoy hablo diciendo que en un lugar o territorio se crea y transforma constantemente nuestra identidad local influenciada por diferentes factores.

Ahora bien entender cómo se generan estas transformaciones en el tiempo es hablar de contradicción por la forma en que se crea y también como se acepta, pero dichas sentencias serán abordadas luego que se expliquen cada uno de los conceptos nombrados.

 Hablar de lugar es hablar de la definición de Marc Augé, que describe conceptualmente donde se manifiesta la relacionalidad entre los individuos que cohabitan, la historicidad que ellos experimentan y además de la identidad que se desarrolla. Es por ello que el autor dice “todos son lugares cuyo análisis tiene sentido por que fueron cargados de sentido, y cada nuevo recorrido, cada reiteración ritual refuerza y confirma su necesidad”. (2004:58). Este juicio se provoca porque la significación y simbolismo es un fenómeno que es totalmente inherente al ser humano y que no se puede disociar al lugar.

En este mismo sentido este escritor menciona los no-lugares o espacio quien expone que “son tanto las instalaciones necesarias para la circulación acelerada de personas y bienes” (2004:84)  en este contexto señala que se caracterizan por la rapidez y transitoriedad de los espacios que pueden estar conformados por aeropuertos o rutas vehiculares, aquí no interesa  visualizar el individuo como un ente que se relaciona con el entorno y con otros individuos, sino se expresa este espacio como una “unidad cuantificable” establecido como una medida al servicio de la población.

Por consiguiente bajo estas dos definiciones vamos creando dos escenarios de creación de identidad, indicando antes de continuar que este análisis se realiza desde la apreciación de la región de la Araucanía y puntualmente en la ciudad de Temuco, por ende las descripciones y analogías serán vistas desde esta ciudad, entendiendo el gran capital cultural que posee y que se manifiesta bajo diferentes medios expresivos, patrimonio material e inmaterial y principalmente en su gente y oralidad.

Por otro lado cabe señalar algunas apreciaciones de la identidad local, entendiéndola como una visión definida por los actores sociales en un territorio en especial, ahora bien, teniendo en cuenta que éstos responden a un lugar determinado en un ambiente particular, Osvaldo Alonso afirma que “tienen la posibilidad de desempeñar sus papeles en relación con sus interpretaciones del contexto en el que se mueven, especialmente con respecto a las expectativas sobre la acción de los otros protagonistas del sistema social al que pertenecen” (2004:4). En este marco entendamos a estos actores dentro de los dos contextos propuestos anteriormente, es decir lo que se desempeñan desde los lugares y aquellos en los no lugares, desde esta reflexión es que cada uno configura su actuar y visión dependiendo de los factores y elementos que ahí se encuentran.

Desde la visión del lugar, destacaremos todas aquellas expresiones visuales ligadas a la cultura mapuche que son conocidas por el arraigo y sentido de pertenencia que se aprecia en su artesanía, orfebrería, alfarería, relatos orales, etc. y que se extrapolan a otras dimensiones visuales intrínsecas en los habitantes y cohabitantes de la Araucanía, cada una de estas expresiones, de cuantiosa cantidad que no serán nombrados ahora, se caracterizan por su gran influencia con el territorio, su geografía, experiencias de vida, mitos, creencias, entre muchos otras. También mencionar la influencia que tienen estos por sobre el individuo que las valora, genera un impacto que se masifica hacia los otros, manteniendo y promulgando el respeto, valoración y gran sentido de pertenencia que experimentan, que los dota de sentido, auto-afirmación y orgullo por su tierra.  

Por otro lado en el anverso se encuentra el no lugar, que como se ha nombrado anteriormente es un espacio donde se conjugan elementos carentes de significación y que responden a la ausencia de las tres características principales de los lugares historicidad, relacionalidad e identidad, entendiendo esta última como una aproximación de la identidad local y además donde se presenta la globalización, con esto no se quiere excluir del término lugar, sólo hacer referencia a sus características negativas a través del análisis del no lugar.

Comprendamos, en primera instancia, que la globalización permite el intercambio indiscriminado de información, al mismo tiempo que se manifiesta como una característica positiva y negativa para imágenes y elementos que influyen en la concepción de identidad local y que interviene tanto en su proyección así como en la forma en que se aprehende por la comunidad. Estas imágenes responden a diferentes aspectos personales y sociales, pero actualmente la globalización expande las fronteras y, si bien los medios de comunicación de masas ayudan a difundir, también saturan de información y diluyen identidades particulares y locales.

            Este asunto se presenta a nivel nacional, sin embargo el interés por la evaluación de la identidad local en la región de la Araucanía radica en su riqueza cultural amenazada por los efectos negativos de la globalización, por consiguiente el diagnóstico de la misma ayudaría significativamente en la apreciación del imaginario creado por los actores sociales y posteriormente en la forma en cómo la población apreciaría este mismo fenómeno.

            Este sistema de creación de identidad local por medio de los actores sociales se ve expuesto a una dualidad que radica en la confrontación de lo local y lo externo, donde lo local se interpreta como aquellas características propias que generan relacionalidad, identidad e historicidad y lo externo se compara con las características presentes en los no-lugares y espacios de transito donde afectan negativamente los componentes de la globalización que diluyen y esfuman la riqueza identitaria de dichos terrenos.

Para concluir es importante entender que la región de la Araucanía es contenedora de una gran significación y por tradición es origen de signos y simbolismos que se manifiestan por distintas vías de expresión y a través de diferentes puntos de vista. Las imágenes que durante la historia se han creado han servido como una base para las actuales generaciones que han creado un acervo cultural inigualable y de incalculable riqueza simbólica, que actualmente podría describir una incipiente identidad local, reflejada en los diversos perfiles que describen esta sociedad.

 

Referencias.

  • Augé, Marc. (2004). Los no lugares espacios del anonimato, una antropología de la sobremodernidad. Barcelona: Editorial Gedisa.

La palabra más importante en el grabado.

Imagen

Cuando buscamos las palabras más relevantes dentro del léxico del grabado en metal nos embaucamos en un tránsito de cientos de vocablos importantes y relevantes al momento de describir la obra gráfica, siendo todos ellos substanciales para el desarrollo y comprensión de la imagen y su descripción visual.

Sin embargo en ese ir y venir, memorizando el significado de maculatura, humectación, rebarba, raspador, entre muchos otros, el diccionario se olvida de la palabra más importante al momento de desarrollar y ejecutar la obra de arte, esa palabra es AMOR.

persona

AMOR que no es una técnica o un papel, sino el sentimiento de quien usa el grabado, la tinta o un pincel, en mi caso el grabado en metal, xilográfico y serigráfico; es un vehículo que apoya la vorágine de la creación y definición de lo que prontamente está por nacer.

Cuando desarrollamos la obra, nuestro primer interés se genera por el encantamiento curioso que nos rodea nacido por la temática, el material o la disciplina; en una sinergia de ideas enriquecidas por sentimientos que pasan desde ese amor al odio y hostigamiento, el arrebato de expresar y la calma que nos inunda al analizar el concepto y el contenido.

La mejor parte es cuando te descubres en esa obra, ves parte de ti y resulta un reflejo de lo que hay en ti, observas lo que creaste y te complementas, te entiendes, finalmente miras con paz tu resultado que no es mas que una extensión tuya, un secreto que develado es el resultado del amor que sientes por lo que haces.

Con esta breve reflexión te invito a preguntar qué es para ti el amor en el taller o en el arte, porque para mí va asociado a la disciplina y su transgresión,  a lo profano, lo oculto y contestatario pero sobretodo a la dedicación en cuerpo y alma a lo que uno está haciendo.

Historia del grabado en metal o calcográfico, breves apreciaciones.

Al momento de hablar de la historia del grabado primero hay que mencionar su raíz etimológica puesto que grabar proviene del vocablo francés graver, éste ultimo significaría “labrar en hueco, en relieve o por otro procedimiento una inscripción o figura” (Enrique Solanich, 1986.14). Esta palabra viene de graben del antiguo alemán y al gótico graban, cuya raíz es cavare. De allí deviene cavar “cuya acepción supone la huella que deja un instrumento incisorio sobre un soporte inflexible y resistente.” (Enrique Solanich, 1986.14). Existen cuatro medios de impresión de grabados estos son a través de relieve, en hueco, de forma planográfica y serigráfica. Aunque cuando se define dentro de el contexto visual se dice que es un “trabajo artístico que requiere como medio una plancha matriz incidida por el artista para obtener una estampa”  (Cruz, 1992.54) Grabar es el diseño que se burila y grabado es la copia o edición que de ella se obtiene.

Según Jaume pla el grabado se creó más por una casualidad que por una necesidad o búsqueda para un fin mucho mas utilitario a como hoy lo conocemos (1977.21) y esto se produce por que muchos de los procesos resultan a través de la experimentación misma en el taller. Esto data del siglo XV donde Pla se refiere diciendo que el huecograbado en metal nace por trabajo realizado joyería denominado niel que fue moda por más de 20 años.

Jaume Pla da cuenta que ésta práctica fue realizada por Tomasso Finiguerra, nielador florentino nacido en 1426 quién antes de realizar el proceso anteriormente nombrado, rellenó los surcos con tinta negra muy espesa y después sobre ella puso un papel y ejerció una fuerte presión quedando estampado el diseño del anillo, en consecuencia ésta fue la primera prueba de grabado en hueco.

Entonces, desde esa prueba el grabado en metal comenzó a formar parte en los registros y como dice el mimo autor “Desde finales del siglo XV hasta el siglo XVIII, el grabado en talla dulce tuvo un florecimiento inaudito.” (1977. 22, 23). Los grabadores alemanes, franceses e italianos han enriquecido la historia del arte con una serie impresionante de obras maestras.

Según Salomón Isaac Chaves Badilla Tomasso Finiguerra realizó una pequeña placa de plata de 130 x 87 mm. en la cual retrató la coronación de la Virgen María, junto a ella unas figuras de santos (2009) como propulsor del grabado en metal, sus inicios comenzaron en la reproducción de imágenes religiosas, al igual como lo hacen años más adelante otros grabadores de distintas procedencias. El paso desde la estampa minúscula de la figura de un anillo a la reproducción libre de figuras de todo tipo muestran el nacimiento de un nuevo recurso para los artistas.

En cuanto a la utilización de procesos químicos para obtener incisiones en las placas de metal, los tienen como antecesores a los armeros quienes para realizar las armaduras e identificarlas, sobre ellas aplicaban una serie de barnices y ácidos para lograr diferentes motivos, sin embargo los primeros que realizaron este proceso de forma artística según Chamberlain menciona que en el primer cuarto siglo XVI los artistas Urs Graf (1485-1527) y Daniel Hopfer (1493-1536), realizaron grabados, utilizando en su mayoría mordientes con planchas de hierro.

Alemania

Alberto Durero

Alberto Durero

En Alemania pasado la mitad del siglo XV nace un importante exponente del grabado en metal, Alberto Durero nacido en 1471 fue aprendiz de Wolgemuth, se influenció con la tradición renacentista luego de trasladarse a Italia donde se abre camino entre nuevas composiciones y una estética renovada.

El lenguaje más utilizado fue el aguafuerte, de la cual se destacan grabados como “Jesús Niño entre los Doctores” donde se nota la influencia de Leonardo Da Vinci. Durero. La obra del autor es muy importante, pues como menciona Chávez utiliza un lenguaje lineal de tradición gótica, pero con mucho cautela en cada detalle (2009)

Países bajos

            La escuela holandesa se caracteriza por el desarrollo que realizó Rembrandt en la estampación, experimentando y combinando el aguafuerte con la punta seca, algo que en el siglo XV no era común.

Rembrandt

En 1628 realiza su primer grabado en Ámsterdam, un retrato de su madre, a partir de lo anterior comienza la sucesiva estampación, donde según los registros bibliográficos superan las 300 matrices, muchas sin editar y otras solamente con sus respectivas pruebas de estado retocadas (Chávez, 2009) Rembrandt marca un precedente, puesto que se atrevió a experimentar en medio de la tradición academicista del renacimiento que se gestaba en otros puntos de Europa.

Italia

Durante el siglo XVIII se produce el mayor auge entre los artistas italianos interesados en el aguafuerte, se sigue con la misma técnica, a pesar de que paralelo a esos años se comenzó a desarrollar en aguatinta o mezotinta.

Tres artitas destacados según Chávez son Geovanni Battista Tiepolo y Canaletto, los cuales desarrollaron con destreza y originalidad nuevas temáticas (2009) sin embargo el artista más importante de esta época fue Geovanni Battista Piranesi. Desarrolló temáticas asociadas a la arquitectura.

Sin título

De su obra destaca la serie “prisiones” de la cual existen dieciséis placas,  la manufactura que trabaja es tanto en aguafuerte como aguatinta, mezclado en una sola matriz, atrevimiento solamente abordado por Goya, todo su trabajo artístico es completamente realizado en grabado, cuenta con mas de dos mil planchas, todas ellas terminadas.

Le Berceau

Cuando en Italia se trabajaba minuciosamente en el aguafuerte, el francés J. B. Leprince descubrió el aguatinta, él buscaba los medios tonos para aplicarlos en las reproducciones de pinturas (Chávez, 2009).  Tal conocimiento data del año 1760, y su uso se prolonga hasta la actualidad.

Francisco de Goya y Lucientes, español nacido en el siglo XVIII conoce el aguatinta y sus tonalidades brindándole como dice Chávez una categoría mas creativa (2009), ya que combina las bondades del aguafuerte y aguatinta en sus series de grabados: “Los caprichos, Los desastres de la guerra, La tauromaquia, y Los proverbios”

Francia e Inglaterra

Finalizando el siglo XIX los artistas franceses fueron pioneros en distintas técnicas del grabado, además de incluir algunas otras experimentales o traídas desde oriente donde se utilizaba la estampa de color. Marie Casat, de nacionalidad estadounidense se traslada a París para continuar con sus estudios, en ese entonces conoce a Edgar Degas, quien la contagia con todo el esplendor impresionista (Chavéz. 2009) en medio de las vanguardias de la pintura, la aparición de la fotografía el grabado comienza a tomar un rol más artístico y menos didáctico como en el siglo XVII, donde libros completos se estampaban o imágenes se repetían para las enseñanzas de la iglesia.

A comienzos de siglo XX muchos artistas deciden embarcarse hacia los centros artísticos, donde se vivía distintos movimientos o corrientes artísticas, como el expresionismo alemán, surrealismo, dadaísmo, impresionismo, etc. Juegan dos tipos de impresión, por una parte el calce donde se utiliza un color para cada placa y se estampa por orden cromático y la denominada “pouppe”, donde una placa es entintada con distintos colores.

            Sobra creatividad en Francia para desarrollar el grabado e incluir nuevas

Placa II, buril. Editada el 1 de abril de 1745.

Placa II, buril. Editada el 1 de abril de 1745.

técnicas, así mismo en Inglaterra se desarrolla la manera negra o mezotinta a finales del siglo XVII desde Francia. Por otro lado artistas como Morin, Boulanger, Suyderhoed emplean el “grabado a puntos”, donde a través de herramientas como ruletas, buriles o punzones. Destaca, pero en una línea distinta de grabado William Hogarth realizando diferentes grabados dentro del género humorístico, entregando sátiras al espectador criticando la sociedad burguesa, el gobierno, la iglesia, etc.

España

En España el grabado tiene un amplio desarrollo, caracterizado inicialmente por las ciencias cartográficas, sin embargo es Francisco de Goya y Lucientes quien instala un precedente en el grabado español, y por qué no decirlo, en la historia del grabado universal. Es en su etapa de madures artística, alrededor de los años 1770, comienza a desarrollar diversas obras en grabado en metal. Una serie de catorce grabados enviados a la Academia de San Fernando, que e no poseía ningún título fue reeditada mas tarde con el nombre de “Tauromaquia”.

La reciente invención y arribo del aguatinta a manos de goya le permite dominar la técnica con gran precisión y maestría, lo que desemboca en una exposición en 1799 de una serie de grabados llamados “Los caprichos” que fueron inmediatamente censurados por las autoridades gubernamentales.

Posteriormente desarrolla los desastres de la guerra, que para ser expuesta debió ser mezclada con “Los caprichos” denominándose “Los disparates”. después de estos acontecimientos y aquejado por su sordera se retira hacia las afueras de Madrid y posteriormente a Burdeos, Francia donde fallece.

Referencias:

  • Pla, Jaume. (1977). Técnicas del grabado calcográfico y su estampación. Barcelona España: Editorial Blume.
  • Solanich Sotomayor, Enrique. (1987). Dibujo y grabado en Chile. Santiago, Chile: Ministerio de educación, Departamento de Extensión cultural.
  • Salomón Isaac Chaves Badilla. (2009).“LA HUELLA DEL COBRE” Aproximación al desarrollo histórico y técnico del huecograbado en Europa. Káñina, Rev. Artes y Letras, Univ. Costa Rica

Ultimas obras creadas.

obra creada en diciembre de 2012

obra creada en diciembre de 2012

obra creada en enero de 2013

obra creada en enero de 2013

El ejercicio de analizar la importancia de las imágenes en el ámbito artístico es una acción que permite el arraigo del acervo cultural de un espacio determinado, sobre todo cuando ellas rescatan elementos, recursos propios, tradicionales de la cultura y el espacio particular desde donde surgen elementos que son parte de la propia historia de quienes las crean.

Dentro de la disciplina artística la descripción del escenario actual de las imágenes relacionadas a un territorio sirven para conectar al sujeto con su contexto, y así permitir que se genere un apego al mismo, creando identidad y por ende imaginario local en consecuencia los estudios que describan dichas conexiones tienen como propósito fomentar la fluidez de estos procesos para mejorar el escenario artístico regional.

Es necesario realizar el estudio de los espacios o lugares para generar en las personas conciencia del habitar y cómo se desenvuelven en él, ya sea por medio de un análisis general, o como en el caso de esta investigación de un espacio geográfico determinado, así mismo observar cuales son las imágenes más recurrentes dentro de grupos sociales que permiten identificar cuales tienen conexión directa con cada individuo, por lo tanto disciplinariamente

Por lo tanto realizar apreciaciones y estudios sobre el lugar y espacio donde circula el individuo sirve para comprender el imaginario figurativo, cómo este influye en la creación de imágenes que son una representación local y que igualmente se condicen con la identidad local.

El cuestionamiento del espacio es un menester contemporáneo, dice Foucault en 1967, que involucra diversos análisis y descripciones, basados en distintos puntos de vista. Hoy después de cincuenta y cinco años se presenta este estudio donde se abarca el cuestionamiento del lugar o espacio según los postulados de Marc Augé que definen este lugar con un carácter altamente simbólico y que es habitado y co-habitado, como menciona Mario Yory, bajo complejos procesos de significación que posibilitan el arraigo y proximidad con estos espacios, o mejor dicho, lugares.

Sin embargo el análisis del lugar en la región de la Araucanía, determina una connotación simbólica intrínseca al territorio, que por medio de los actores sociales posibilita la concepción del principal tema en cuestión de esta investigación: la identidad e imaginario local basado en el lugar-espacio. Esto entrega diferentes componentes que describen diversos factores que involucran la acción de los actores, teniendo en cuenta que ellos están facultados para dicha tarea.

La realización de las obra contempló el rescate y representación de lugares que no han sido lo suficientemente reconocidos y por lo tanto se están desplazando y diluyendo entre las diferentes identidades que se configuran culturalmente. Las distintas obras posicionan estos escenarios como válidos y dignos de ser reconocidos dentro de la masa de imágenes que están circulando diariamente, producto de las consecuencias de la globalización dentro del territorio de la Araucanía. En sí mismas reconocen un proceso de cambio que sufre el individuo que aprehende éstos lugares y que se ve enfrentado a insertarse en nuevos espacios o lugares.

 

Me hago siempre esta pregunta

¿Cuál es la verdadera estampa de autor? 

Desde mi trabajo en el taller y dentro mi labor como ayudante universitario me he percatado que hay  un sin número de ediciones y copias por cientos, que acompañadas de las pruebas de estados inundan el universo de diferentes imágenes y relatos acompañados de diferentes e innumerables temáticas sociales, personales, psicológicas, ambientales y un largo etcétera relacionado equitativamente a la cantidad de personas que están realizando gráfica.

Bueno, por una parte me da la impresión que la real estampa de autor está en la impronta de cada uno de ellos, ya que es en ella donde se visualiza el manejo de los materiales y de la técnica, en este instante se aprecia la habilidad de la mano y oficio del grabador que con asiduidad  materializa la impronta en la matriz, sea el material que sea, y también en el proceso de edición.

la combinación de la matriz y de el proceso de edición siempre son una fusión indisociable que se traduce en una riqueza plástica plasmada en una imagen y que refleja lo que comúnmente llamamos la mano que tanto identifica y a la vez diferencia a cada uno de los artistas y grabadores.

A continuación dos fotografías de dos de mis matrices hechas en cobre, por medio de técnicas indirectas como el aguafuerte y aguatinta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.